Pruebas de coches deportivos, de lujo y exclusivos.

PRUEBA: Land Rover Range Rover Sport 3.0 SDV6 292 CV HSE Dynamic. Impresiones de conducción


Posted on octubre 29th, by Jorge Fernández (@JorgeTestDriver) in Coches. No Comments

En el apartado de impresiones de conducción de la prueba queremos contarte en detalle nuestras experiencias y sensaciones vividas al volante del Land Rover Range Rover Sport 3.0 SDV6 de 292 CV con acabado HSE Dynamic. Además, también queremos detallarte cómo se comporta el vehículo en los diferentes ámbitos en los que puede utilizarse con total normalidad, sus prestaciones y consumos de carburante, además de sus características técnicas más destacables.PRUEBA Land Rover Range Rover Sport 3.0 SDV6 292 CV HSE Dynamic - Imagen Exterior Campo - Lateral Derecho Frontal

Llantas y neumáticos

Los miembros del equipo de Luxury Test Drive pensamos que los neumáticos son uno de los elementos más importantes en lo que a variaciones de comportamiento, a igualdad de vehículo, se refiere. Por ello, antes de contarte las impresiones de conducción que hemos tenido vemos necesario destacar que nuestra unidad de pruebas estaba equipada, en ambos ejes, con neumáticos Pirelli Scorpion STR de medidas 275/45 R21, montados de serie sobre llantas de 21 pulgadas de diámetro.

Destacar que independientemente de la versión de la que hablemos, la gama Land Rover Range Rover Sport de segunda generación viene equipada en cualquier caso con neumáticos catalogados con especificación “M+S”, abreviatura de “Mud+Snow”, o lo que es lo mismo, “Barro+Nieve”. Es decir, hablamos de neumáticos cuyo diseño y compuesto se ha pensado para ofrecer un mayor rendimiento fuera de asfalto y en un uso más extremo que los neumáticos habituales.PRUEBA Land Rover Range Rover Sport 3.0 SDV6 292 CV HSE Dynamic - Imagen Exterior Campo - Llanta 21 Pulgadas

Los neumáticos “M+S” son nombrados comercialmente como “neumáticos de cuatro estaciones”. Es cierto que no estamos ante un neumático que ofrezca el mejor rendimiento en carreteras con firme en buen estado ni tampoco es el mejor para circular en condiciones de muy baja temperatura, con nieve en el asfalto, donde destacan los neumáticos de invierno. Sin embargo, para un vehículo como el Land Rover Range Rover Sport, el cual probablemente no sólo se vaya a utilizar en carreteras asfaltadas, es la mejor elección por tener un perfecto equilibrio en multitud de situaciones.

El Land Rover Range Rover Sport puede estar equipado con llantas de 19, 20, 21 o hasta 22 pulgadas de diámetro. Dependiendo del uso que vaya a hacerse del vehículo recomendaríamos unas u otras, ya que las llantas de menor diámetro permiten también neumáticos de mayor perfil, un beneficio para circular en campo pero todo un inconveniente para circular a ritmo rápido por carretera.PRUEBA Land Rover Range Rover Sport 3.0 SDV6 292 CV HSE Dynamic - Imagen Exterior Campo - Frontal Lateral

Para quienes vayan a utilizar el vehículo únicamente por carreteras asfaltadas recomendaríamos optar por sustituir los neumáticos de serie por unos neumáticos deportivos de altas prestaciones, en lugar de los instalados por el fabricante con especificación “M+S”. No estamos seguros porque de momento no se ha indicado dicha información, pero muy probablemente el Land Rover Range Rover Sport SVR, la variante más potente que se comercializará en la gama Range Rover Sport, contará con neumáticos pensados para ofrecer el máximo agarre en asfalto seco.

Conducción en ciudad

Queremos recordar que estamos hablando de un vehículo cuya carrocería alcanza una longitud de 4,85 metros, una anchura de 1,98 metros y una altura, con la suspensión en posición normal, de 1,78 metros. Con semejantes proporciones ya se puede ir uno haciendo a la idea de que no es un prodigio de agilidad en ciudad y lugares angostos, pero tras conducirlo, lo confirmamos de forma rotunda.PRUEBA Land Rover Range Rover Sport 3.0 SDV6 292 CV HSE Dynamic - Imagen Exterior Campo - Posterior

La dirección del Land Rover Range Rover Sport, con una asistencia eléctrica de tacto muy agradable y bien asistida en cualquier circunstancia, tiene tres vueltas de volante entre topes. Su diámetro de giro entre paredes es de unos generosos 12,6 metros, lo que es sinónimo de tener que prestar una especial atención al circular sobre todo en garajes y lugares estrechos, donde es recomendable realizar un mayor número de maniobras de lo habitual si no queremos dañar el vehículo o los que se encuentren estacionados.

Nuestra unidad de pruebas estaba equipada con un sistema de cinco cámaras perimetrales que proporcionan al conductor información bastante detallada de los elementos que rodean al vehículo, aunque no muestra las esquinas de la carrocería, algo que se agradecería. Las imágenes que captan es proyectada de manera bastante fiel a la realidad en la pantalla a color de grandes dimensiones que se encuentra en el salpicadero.PRUEBA Land Rover Range Rover Sport 3.0 SDV6 292 CV HSE Dynamic - Imagen Exterior Campo - Lateral Izquierdo Frontal

El sistema de cámaras indicado está formado por dos cámaras frontales, dos cámaras laterales situadas en los retrovisores y una cámara posterior. Esta ayuda no sólo sirve en ciudad, sino que también tiene múltiples aplicaciones en la conducción todoterreno. Creemos que es uno de los elementos más interesantes a optar en el equipamiento del Land Rover Range Rover Sport, el cual tiene la denominación comercial de “Cámaras Surround” y tiene un coste de 880 €.

La ventaja principal en conducción urbana del Land Rover Range Rover Sport es que ofrece a su conductor, y a sus acompañantes, una muy buena visibilidad de la carretera y alrededores. El puesto de conducción es mucho más elevado que el de cualquier turismo y el de muchos vehículos de características similares, algo que hace más cómoda la conducción por hacer que todo se observe con mayor exactitud e incluso con mayor antelación.PRUEBA Land Rover Range Rover Sport 3.0 SDV6 292 CV HSE Dynamic - Imagen Exterior Movimiento Campo - Lateral Frontal

Conducción en carretera

Tras conseguir salir de la jungla urbana nos dirigimos a una de nuestras carreteras de referencia, donde poder ver el comportamiento y reacciones del Land Rover Range Rover Sport ante diferentes tesituras que se pueden plantear en lo que a conducción se refiere.

En autopista o autovía el Land Rover Range Rover Sport nos ha demostrado tener un aplomo muy elevado, lo que aporta una sensación de seguridad que se agradece, y una calidad de rodadura francamente asombrosa. El ruido aerodinámico y de rodadura está perfectamente mitigado, algo difícil de lograr teniendo en cuenta las proporciones de su carrocería y la enorme anchura de sus neumáticos.PRUEBA Land Rover Range Rover Sport 3.0 SDV6 292 CV HSE Dynamic - Imagen Exterior Movimiento - Posterior Inferior

Su elevada comodidad de marcha queremos decir que se convierte en otro punto fuerte de este modelo, ya que muy probablemente nadie eche en falta la comodidad de una berlina de lujo una vez experimente la sensación de viajar en un vehículo como éste de Land Rover. Es cómodo, espacioso en todas sus mediciones, como indicábamos en el apartado de impresiones del interior, y puede contar con un equipamiento de lo más completo como te indicábamos en el apartado de infomación general.

Cuando abandonamos la autopista y nos dirigimos a carreteras secundarias, lo que nos sucedió fue que nos dimos cuenta que nuestras expectativas superaban con creces el comportamiento deportivo que esperábamos, el cual finalmente no obtuvimos. Y es que el Land Rover Range Rover Sport, a pesar de su denominación “Sport”, no tiene unas reacciones deportivas. Queremos destacar que muy probablemente con unos neumáticos de altas prestaciones, sin ser “M+S” como indicábamos anteriormente, su comportamiento mejore considerablemente sobre asfalto seco.PRUEBA Land Rover Range Rover Sport 3.0 SDV6 292 CV HSE Dynamic - Imagen Exterior Detalle - Llanta 21 Pulgadas

Permite llevar un ritmo rápido con facilidad y cuando la carretera comienza a contar con cambios de dirección constantes y curvas lentas, se puede apreciar una buena respuesta sobre la dirección. El inconveniente es que una vez apoyado en plena curva, no se mantiene en la trayectoria, sino que tiende a desviarse de la misma por deslizamiento de los neumáticos. Además, tampoco tiene una sensibilidad elevada a la deceleración en curva, lo que impide que se redondeen las curvas todo lo que se quisiera, en múltiples ocasiones.

Por lo anteriormente indicado y porque se torna muy pesado en conducción rápida en zonas de curvas, ya que en el caso de nuestra unidad de pruebas hablamos de un peso de 2.115 kg, hacen que la denominación “Sport” quede relegada a un segundo plano. Hay que decir que en cualquier caso hablamos de circular a un ritmo más elevado del habitual, buscando el límite e adherencia de los neumáticos, al cual se llega más rápido de lo deseado.PRUEBA Land Rover Range Rover Sport 3.0 SDV6 292 CV HSE Dynamic - Imagen Exterior Movimiento - Lateral Izquierdo Inferior

Quizá para disfrutar de una conducción que pudiéramos catalogar de deportiva en carreteras reviradas, sea más recomendable optar por modelos como el BMW X6 o el Porsche Cayenne, vehículos pensados para tal fin y no para un uso tan mixto, de carretera y campo, como puede ofrecer el modelo de Land Rover. Sabiendo de este pequeño impedimento, la solución para los amantes de las reacciones deportivas en colosos de enormes carrocerías está muy probablemente en el Land Rover Range Rover Sport SVR, aunque a cambio de un coste mucho más elevado, tanto de compra como de mantenimiento.

Destacar que nuestra unidad de pruebas estaba equipada con el paquete de equipamiento denominado comercialmente por la marca como “ON/OFF road”. El coste de esta opción, de 4.730 €, puede parecer elevado pero aporta al vehículo de una capacidad asombrosa para amoldarse a diversas situaciones y terrenos. Incluye el mando “Terrain Response 2”, el diferencial autoblocante posterior activo, reductora, el sistema “Dynamic Response”, formado por barras estabilizadoras activas, y el programa “Dynamic Mode”.PRUEBA Land Rover Range Rover Sport 3.0 SDV6 292 CV HSE Dynamic - Imagen Exterior Campo - Lateral Derecho

Es con el programa de conducción “Dynamic Mode” seleccionado cuando el comportamiento del Range Rover Sport mejora ligeramente. A pesar de los múltiples elementos sobre los que actúa en función de la conducción que se realice, es sobre todo por una mejora evidente en la contención de los movimientos de la carrocería, tanto el de balanceo como el de cabeceo, donde se aprecia y se agradece contar con dicho modo. Indicar que varía la dureza de los amortiguadores, la respuesta del motor, la asistencia de la dirección, el comportamiento del diferencial posterior y la flexibilidad de las barras estabilizadoras.

Conducción en campo

Debido al coste del vehículo y a las enormes llantas con neumáticos de perfil bajo, no hemos querido exponerlo a sufrir posibles daños en conducción todoterreno pura, con grandes obstáculos que sobrepasar. A pesar de ello, viendo el equipamiento del que dispone y cómo han respondido sus diferentes sistemas en las pistas que hemos podido conducirlo, nos atrevemos a decir que es un vehículo de los que no defraudan en campo, a no ser que se le vaya a exigir un trato de lo más exigente, algo para lo cual existen otros modelos en el mercado mucho más recomendables.PRUEBA Land Rover Range Rover Sport 3.0 SDV6 292 CV HSE Dynamic - Imagen Exterior Campo - Posterior Inclinación

Nos ha sorprendido gratamente su polivalencia, algo de lo que es culpable en mayor medida su fantástico sistema de tracción. Incluso en condiciones de muy baja adherencia el Land Rover Range Rover Sport es capaz de contar con una motricidad que sorprende. En función de si hablamos de una versión con o sin reductora, el sistema de tracción varía notablemente.

Las versiones que no cuenten con la posibilidad de implementar la reductora, tienen un diferencial mecánico, de tipo Torsen, situado en posición central, justo entre el eje delantero y el posterior. Este sistema reparte la fuerza mecánica, en condiciones normales, en un porcentaje del 42% al eje delantero y un 58% al eje posterior, pudiendo entregar desde un 38% hasta un 78 % del par a las ruedas posteriores. No podemos decirte si su funcionamiento es mejor o peor que el que tienen las versiones equipadas con reductora, aunque muy probablemente satisfaga las necesidades de los conductores que vayan a utilizar generalmente el vehículo en asfalto o por pistas de arena, sin hacer un uso todoterreno muy exigente.PRUEBA Land Rover Range Rover Sport 3.0 SDV6 292 CV HSE Dynamic - Imagen Exterior Campo - Frontal

Nuestra unidad de pruebas estaba equipada con una transmisión en la que se ha implementado una reductora, de tipo 2,93 a 1 y la cual puede accionarse en marcha hasta velocidades de 60 km/h. En este caso, el Land Rover Range Rover Sport cuenta con un embrague multidisco, situado en el diferencial central indicado anteriormente, que se encarga de realizar el reparto de par conveniente entre las ruedas del eje delantero y del eje posterior. Este sistema permite que en función de las necesidades el motor imparta hasta el 100% de su fuerza a tan sólo un eje, gracias a la posibilidad de sus bloqueos. En condiciones normales el reparto es del 50% para cada eje.

Viendo todos los elementos de equipamientos relacionados con la conducción, en un primer momento puede parecer un vehículo de esos que hay que estudiar con atención antes de ponerse a sus mandos. Queremos decir que nada más lejos de la realidad, la conducción del Range Rover Sport resulta francamente sencilla gracias al sistema denominado como “Terrain Response 2”.PRUEBA Land Rover Range Rover Sport 3.0 SDV6 292 CV HSE Dynamic - Imagen Exterior Campo - Posterior Lateral

Dicho sistema permite que tan sólo haya que seleccionar el programa de tracción adecuado a las diferentes condiciones de la vía o el terreno por el cual queremos circular. Es tan cómodo que incluso existe la posibilidad de dejar que el sistema escoja el modo de conducción de manera automática. Que así sea tenemos que decir que es una auténtica delicia y podemos afirmar que la selección automática funciona correctamente, amoldando las características de la suspensión, el sistema de tracción, la caja de cambios y bloqueo de diferenciales, entre otros elementos, de manera conveniente a cada circunstancia.

Es por ello que el conductor no tiene porqué tener unas dotes de conducción todoterreno muy superiores a las habituales. Simplemente con realizar una conducción lógica y responsable, amoldada a las circunstancias, la gestión electrónica de los diferentes sistema se encarga además de subir o bajar automáticamente la altura de la carrocería mediante la suspensión neumática y puede llegar a activar automáticamente el control de descenso de pendientes para evitar que el vehículo se gane velocidad en exceso.PRUEBA Land Rover Range Rover Sport 3.0 SDV6 292 CV HSE Dynamic - Imagen Exterior Campo - Lateral Inferior

A pesar de que el conductor pueda evadirse en gran medida de tener que andar seleccionando diferentes configuraciones de suspensión, tracción y caja de cambios entre otros elementos, en la pantalla multimedia se muestra una información francamente amplia de lo que sucede, por lo que se demuestra realmente la efectividad de todos los sistemas. Datos como el ángulo de giro de las ruedas, la inclinación de los ejes o el reparto de par entre las ruedas se muestran mediante recreaciones gráficas de calidad.

Quizá uno de los elementos que más nos ha gustado para cuando se va a realizar un uso todoterreno puro, donde muy probablemente se vayan a atravesar zonas anegadas de agua, es el sistema de vadeos. Mediante sensores situados en los retrovisores, es capaz de medir, de manera bastante fiel, la profundidad que alcanza el agua alrededor del vehículo. Esta información se muestra también en la pantalla del salpicadero con gráficos explicativos de como varía la altura del agua con respecto a la carrocería.PRUEBA Land Rover Range Rover Sport 3.0 SDV6 292 CV HSE Dynamic - Imagen Exterior Movimiento Campo - Frontal

Con la suspensión colocada en la máxima altura seleccionable, el manual de usuario del Range Rover Sport indica que el vehículo cuenta con una capacidad de vadeo de hasta 85 cm de profundidad. Este dato es aun mayor en el Land Rover Range Rover, sin denominación “Sport”, ya que puede llegar hasta 95 cm, es decir, 10 cm más. No es un dato relevante para decantarse por un modelo u otro, aunque siempre es bueno tenerlo en cuenta a la hora de adquirir este tipo de vehículos.

Según Land Rover, con la suspensión colocada en la posición más elevada, el Range Rover Sport de segunda generación tiene un ángulo de ataque, es decir el que conforman la parte inferior del paragolpes delantero y las ruedas del eje frontal, de 33º, mientras que el ángulo de  salida, el formado por el voladizo y el eje posterior, es de 31º. El ángulo ventral, es decir el que es capaz de sobrepasar entre los dos ejes, es de 27º. Estas cotas de todo terreno hacen del Land Rover Range Rover Sport una de las mejores alternativas para moverse por terrenos abruptos si lo comparamos entre los todoterreno de lujo de características similares.PRUEBA Land Rover Range Rover Sport 3.0 SDV6 292 CV HSE Dynamic - Imagen Exterior Movimiento Campo - Rampa Pendiente

Suspensión neumática

El sistema de suspensión del Land Rover Range Rover Sport, independiente en cada una de las cuatro ruedas del vehículo, está compuesto por muelles neumáticos que permiten subir o bajar la altura de la carrocería con respecto al suelo y amortiguadores de dureza variable, que mediante un fluido electro-viscoso que se encuentra en su interior pueden volverse más o menos rígidos.

Los muelles neumáticos permiten la regulación de la altura de la carrocería de forma automática o de forma manual. Sin embargo, los amortiguadores no cuentan con la posibilidad de regulación a antojo del conductor, ya que éstos regulan su firmeza de forma completamente automática en función del modo seleccionado a través del mando “Terrain Response 2” y del tipo de conducción que se practique.PRUEBA Land Rover Range Rover Sport 3.0 SDV6 292 CV HSE Dynamic - Imagen Interior Detalle - Mando Terrain Response 2

Según los datos oficiales ofrecidos por el fabricante, el Land Rover Range Rover Sport puede elevar su carrocería con respecto al suelo en 27,8 cm. Sin embargo, este dato puede ascender hasta unos llamativos 34,8 cm si los sistemas electrónicos del vehículo detectan que el automóvil se encuentra encallado en conducción todoterreno, es decir, cuando los bajos rozan contra el suelo. En dicha ocasión el sistema asciende automáticamente la suspensión 3,5 cm adicionales en ambos ejes y, en el caso de no ser suficiente, pregunta a través de mensajes en la pantalla del cuadro de instrumentos y en la del salpicadero, si se desea elevar otros 3,5 cm adicionales.

El sistema de regulación en altura de la suspensión se acciona mediante un mando situado entre los asientos, en la consola central. Una vez accionado, el conductor es informado de lo que está aconteciendo a través de mensajes en la pantalla situada en el cuadro de instrumentos. Según el manual del propietario también existe la posibilidad de regular la altura de la suspensión mediante el mando a distancia, siempre y cuando el vehículo se encuentre detenido, con las puertas cerradas y los intermitentes de emergencia accionados. No hemos tenido la oportunidad de comprobarlo.PRUEBA Land Rover Range Rover Sport 3.0 SDV6 292 CV HSE Dynamic - Imagen Interior Detalle - Pantalla Funciones Conducción

Prestaciones y consumos

Según datos oficiales el Land Rover Range Rover Sport, en combinación del motor Diesel V6 de 3.0 litros y 292 CV de potencia, acelera de 0 a 100 km/h en 7,2 segundos. Es un dato bastante bueno para un vehículo de su potencia, su envergadura y sobre todo, su peso, el cual recordemos que en condiciones de homologación es de unos contundentes 2.115 kg. La velocidad máxima es 209 km/h, un dato menos favorable si lo comparamos con sus principales competidores que puede pasarse completamente por alto teniendo en cuenta que la limitación en España es de 120 km/h en el mejor de los casos.

Tras poder conducir esta versión durante una cantidad de kilómetros considerable por multitud de tipos de vías, tenemos que decir que nos parece el equilibrio perfecto en la gama Range Rover Sport. Sus prestaciones son de lo más interesantes, ya que cuenta con una capacidad de aceleración suficiente en múltiples situaciones y su consumo de carburante es bastante contenido. Hay versiones que consumen menos carburante y versiones que aceleran más rápidamente, pero en esta ocasión la versión 3.0 SDV6 de 292 CV tiene un punto intermedio de lo más interesante, incluso en lo que a precio del vehículo se refiere.PRUEBA Land Rover Range Rover Sport 3.0 SDV6 292 CV HSE Dynamic - Imagen Exterior Campo - Lateral Izquierdo Posterior

Los consumos de carburante homologados por Land Rover para esta versión son bastante interesantes. Hablamos de un consumo medio de 7,5 l/100 km, un consumo urbano de 8,7 l/100 km y un consumo extraurbano de sólo 6,8 l/100 km. Estos datos difieren de la realidad, siendo mayores los medidos en cualquier circunstancia por el equipo de Luxury Test Drive.

Nuestra unidad de pruebas, a lo largo de toda la prueba, marcó un consumo medio en el ordenador de viaje de 9,5 l/100 km. En el caso de la medición de consumo en autopistas o autovías, realizando una velocidad media según el ordenador de viaje de 110 km/h, el consumo indicado ha sido de 7,8 l/100 km, un dato bastante interesante, ya que con los 85 litros de capacidad del depósito pueden lograrse autonomías, sin necesidad de repostar, cercanas a 1.000 km con facilidad. Las versiones con motor V8, tanto Diesel como gasolina, cuentan con un depósito de carburante mayor; de 105 litros de capacidad.PRUEBA Land Rover Range Rover Sport 3.0 SDV6 292 CV HSE Dynamic - Imagen Exterior Campo - Suspensión Elevada

En el siguiente enlace te mostramos una amplia galería de imágenes exteriores realizadas por el equipo de Luxury Test Drive durante la prueba, donde mostramos al Land Rover Range Rover Sport en detalle, en movimiento y de forma estática para que puedas apreciarlo en todo su esplendor: Galería de imágenes exteriores.

PRUEBA COMPLETA – Land Rover Range Rover Sport 3.0 SDV6 292 CV HSE Dynamic:





Comments are closed.



Ultima Evolution 2015. Información, precio e imágenes

El fabricante de automóviles superdeportivos Ultima nos presenta de manera oficial su nuevo modelo, el cual sustituirá a lo largo del año 2015 a...

Campagna T-Rex 20 Aniversario 2015. Información, vídeo e imágenes

El fabricante Campagna, gran desconocido en Europa con sede situada en Canadá, presenta de manera oficial el Campagna T-Rex 20 Aniversario, un espectacular deportivo...

PRUEBA: Jaguar F-Type V6 S 3.0 Coupé. Información general

Probamos en Luxury Test Drive el Jaguar F-Type V6 S 3.0 Coupé, con motor de 3 litros de cilindrada, sobrealimentación mediante compresor, 380 CV...

Porsche 911 GT3 RS 2015. Información, vídeo e imágenes

Porsche presenta en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2015, su nueva actualización del modelo más deportivo y radical de la gama 911, el...

Koenigsegg Agera RS 2015. Información e imágenes

Tras la presentación de la marca sueca del Koenigsegg Regera en el Salón del Automóvil de Ginebra, presenta en el mismo Salón su nueva...

Honda Civic Type R 2015. Información e imágenes

Tras cinco años de espera, Honda aprovecha el Salón del Automóvil de Ginebra de 2015 para presentar su Honda Civic Type R 2015. El...

GTA Spano 2015. Información e imágenes

La empresa española Spania GTA presenta, en el Salón del Automóvil de Ginebra, su nueva actualización del superdeportivo GTA Spano 2015. El vehículo pertenecerá...

Koenigsegg Regera 2015. Información e imágenes

El fabricante sueco de superdeportivos, Koenigsegg, presenta en el Salón del Automóvil de Ginebra su nuevo modelo híbrido enchufable, el Koenigsegg Regera 2015. Este...